jueves, 19 de abril de 2012

Reproduccion


La totalidad de los animales acuáticos, tales como peces, moluscos, crustáceos, gusanos u otros depositan sus células masculinas o esperma y sus células femeninas u óvulos en el agua donde se “fecundan”, y luego se desarrollan. Estas crías, al llegar al estado adulto, producen numerosos huevos que pueden variar hasta millones. Siendo así el agua del océano representan el vivero indefinido en el que nuevas vidas se desarrollan en cantidades inimaginable. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada